Silencio

silence


En mi opinión, Martin Scorsese es uno de los más destacados directores de cine de las últimas cuatro décadas. No todas sus películas son estupendas, pero la mayoría de ellas están al menos bien fabricadas, por otro lado, al menos dos tercios de sus películas de ficción han sido nominadas para los Óscares, lo cual, no revela más que su buena recepción comercial en su propio país. Para mí, Scorsese dirige películas buenas y comerciales sin mermar en calidad. Dicho esto, tengo que reconocer que me había olvidado de lo mucho que me gusta su dirección y fui impulsada a ver esta película principalmente por el tema de las misiones católicas en Japón, de cuya existencia ignoraba.

La historia es realmente atractiva pero quizás el director en su narración cometió el error de aguantar demasiado tiempo el clímax, de alguna manera engaña al espectador, pues la espera parece que llevará a la historia a un final diferente, pero eso no sucede, el trágico Destino del “héroe” o personaje principal ya está decidido. Sin embargo, nos aguarda un epílogo que minimizará y contextualizará el trágico final.

Tengo que decir que lo que me cautiva siempre en una película es una buena fotografía y buena actuación. Esta película tiene un excelente elenco de actores y una gran imagen, por lo que, en síntesis tiene buena historia, buena actuación, buena fotografía, y tal vez un poco de falta de acción y de desarrollo del drama, pero es definitivamente digna de ver.

Nota final. Lo que más me gusta del tratamiento de la historia es que no hay conclusiones totalitarias sobre la fe y el castigo humano y divino, al estilo de “La Última Tentación de Cristo”, Scorsese deja preguntas abiertas más que conclusiones para el espectador.

Anuncios

Get Out!

get out

Jordan Peele es quizás uno de los directores  más prometedores de esta década. Esta película, su ópera prima, es elegantemente dirigida. Contras: En mi opinión, el trabajo de dirección sólo pierde elegancia en dos momentos, el primero es un error de verisimilitud al usar el casi ridículo recurso de una transmisión televisiva en tiempo real en el que el personaje Jim Hudson tiene la delicadeza de explicar a Chris Washington lo que le va a suceder e incluso responde preguntas a Chris en tiempo real, como si hablaran a través de un software similar a skype en una televisión de los sesenta, pero lo más increíble es que el video comienza exactamente cuando Chris despierta. El segundo momento cheessy es para mí la cirugía cerebral, si bien se trata de una película de horror, la escena es innecesariamente gráfica.

El fime, sin embargo, es una acertada y disfrutable mezcla de horror, suspense, thriller, sátira y ciencia ficción, cuyo tono se mantiene creible a pesar de la salsa de géneros. Definitivamente una película post-moderna con grandes actuaciones, excelente fotografía y buen montaje. Resulta refrescante ver esto en el cine en Montana, donde es raro tener películas de contenido crítico.

Wonder Woman, 2017

Letterbox

Pros: Gran arte. Gran Casting (por supuesto las caras bonitas y carismáticas actuaciones de Gal Gadot y Chris Pine me complacieron, pero ver a Ewen Bremner y a Elena Anaya fue una muy agradable sorpresa). Gran combinación de acción y desarrollo de personajes e historia.

Entretenida mezcla de acción, romance, aventura, suspenso, mitología, un toque histórico; muy ad hoc con los tiempos modernos en que las mujeres comienzan a gobernar de manera más explícita.

A Place to Stand, 2016

Reseña en Amazon

Este filme me recuerda mucho a Sugar Man (2013) y un tanto más a El informe Toledo (2009). Sin embargo, creo que Daniel Glick logra establecer su propio estilo documental, al margen de estos. La historia presentada es, al mismo tiempo, oscura y positiva, pero si tengo que elegir un adjetivo, yo diría: inspiradora, vibrante, edificante (ok, fueron tres).

APTS Poster

Encuentro el estilo de este documental elegante, pues a pesar de la intensidad de lo narrado, al director no le resulta necesario mostrar escenas gráficamente violentas, sino que canaliza la narración en la propia voz del personaje -Jimmy- a través de entrevistas, lo cual resulta honesto, poético y,  narrativamente hablando, verosímil. También inserta algunos de los poemas de Baca en medio de la narración, lo cuales fueron escritos en los años que la película refiere.

El director del documental no sigue a Jimmy en su vida cotidiana sino que mantiene a salvo la privacidad de su familia y su vida actual, deslindándose del cinéma vérité al que algunos documentalistas se aferran como tabla de salvación y más bien acercándose a ese variado e indefinido estilo al que llamamos docu-ficción.

Una ventaja de la película sobre la novela autobiográfica (o las memorias, género en el que el mercado editorial americano tuvo el mal tino de clasificar a la novela) escrita por Jimmy Santiago Baca, son los testimonios de amigos y familiares que no están presentes en el libro.

¿De qué va?

Para quienes desconocen la vida y obra de Jimmy Santiago Baca, haré una pequeña síntesis. Jimmy es un chicano abandonado por sus padres que a los 17 años ingresa – después de múltiples estancias cortas en separos – a la Prisión estatal de Arizona, la cual es una de las más peligrosas de la época. Es enviado a prisión por el delito de narcomenudeo: violento, analfabeto y básicamente un paria. En la cárcel le sucede un evento que lo lleva a descubrir el mundo de los libros y la literatura y no sólo aprende a leer y a escribir con propiedad,  sino que se convierte en poeta, oficio que mantiene hasta el día de hoy y el cual le ha valido la publicación de una veintena de libros de poesía y dos novelas, entre ellas,  A Place to Stand. Es uno de los poetas vivos más importantes de la escena norteamericana.

Por último, agrego que el documental será distribuido en México por IMCINE a través de la plataforma digital FILMIN latino este verano. Estén atentos.

¡Por fin!

Y por inicio.

Esta es una nueva aventura que inicio en la que me comprometo a hacer entregas por lo menos una vez por semana. Cada martes a las 7 am tendrán mis textos frescos.

El género y las categorías son una sorpresa porque están definiéndose, pero creo que no variarán considerablemente de lo que ya había empezado: un poco de cine, otro más de literatura y probablemente algun ejercicio de diario personal o de escritura automática.

La idea es escribir todos los días sin esconderme más, dar el salto: la escritura o la vida.

Gracias por estar atentos, queridos misteriosos lectores.

Y para no irme na’más así como así  – de qué cultismo vendrá esta expresión, de qué sentencia latina 🙂 – les dejo un video, que habla un poco de mi vida actual.

https://vimeo.com/channels/793579